La necesidad de aplicar el modelo ecológico a la Suspensión del Juicio a Prueba para los hombres que ejercen violencia por Julio Baez

Introducción
La presente investigación gira en torno a un campo empírico, poco explorado,
lleno de ambigüedades e intersecciones, que ve la luz a poco que se conjuguen
diferentes variables que se entrecruzan en las relaciones que germinan de la
interacción constante entre la suspensión del juicio a prueba y los tratamientos
que la hermenéutica judicial impone a los sucesos vinculados a las cuestiones
de género.
Desde este espacio, incluso efectuando una nueva mirada de la cuestión y
desandando incluso algún sendero transitado, es dable propiciar un enfoque
de género; éste, constituye un ruta abarcadora que tiende a superar -lo que
con reflejos se ha señalado desde el RETEM- el tradicional “curso” que
imponen, como regla de conducta, los tribunales locales debiéndose encuadrar
la cuestión desde una evaluación más profunda, exhaustiva y remozada que
nos ofrece el relevamiento profesional que suministra, sin duda, el modelo
ecológico de para encuadrar, tratar debidamente y eventualmente corregir
las conductas desviadas, agresivas o feroces.
Una vez construido el problema que se determina en la traba del conflicto se
impone, insisto, no limitar la cuestión a la opacidad del aludido “curso”; creo
que es necesario trabajar con otras estrategias de intervención en la
modificación de comportamientos violentos; en materia de violencia de
género, deviene inexorable la faena de un equipo transdisciplinario y con un
sometimiento obligatorio ya que este es el punto de partida que abra puertas
y posibilite el acercamiento al tratamiento para modificar dichos
comportamientos deconstruyendo dinámicas de abuso de poder y posibilitar,
por lo tanto una mejor calidad de vida de quien padece violencia de quien la
ejerce y por lo tanto de toda la sociedad, y por ello es un derecho.

Articulo completo

Lanus Aeropuertos Argentina 2000 sgsa.com.ar

Gral Rodriguez Movistar CEAMSE

Boldt Vial Celsur