Nuevos allanamientos en torno al caso del preso y miembro del SPB envenenados en el Hospital Mi Pueblo

Ale Emanuel Gamarra

Más allá que evolucionan favorablemente el preso y el miembro del SPB envenenados la semana última, la contracara es la situación judicial de las mujeres acusadas del grave hecho que parece complicarse a cada minuto. El viernes a último hora hubo nuevos allanamientos en la capital bonaerense, donde se decomisaron más venenos y se esperan para la semana entrante resultados de análisis que podrían agravar la situación procesal de ambas. Vale recordar que las detenidas se negaron a declarar en las últimas horas al ser indagadas por el fiscal Marcelo Sellier.

Las imputadas identificadas por la Policía como María Betania Pérez Pilo, de 32 años, concubina del detenido Alé Gamarra; y una amiga de esta, María Alejandra Pérez, de 40, ambas domiciliadas en la ciudad bonaerense de La Plata.

La principal hipótesis es que Pérez Pilo trató de asesinar a su pareja, primero en la visita que más temprano le habían hecho junto a su amiga en el penal, donde el interno se descompuso, y que más tarde fue a rematarlo con la gaseosa envenenada al hospital en el que el penitenciario Ferreira terminó intoxicado por accidente al beber un sorbo de la bebida.

Según las fuentes, todo comenzó cuando las dos mujeres concurrieron a la Unidad Penal 23 de Florencio Varela para visitar a Alé Gamarra, con quien conversaron unas horas hasta que en determinado momento el detenido se descompensó y pidió asistencia médica.

Ante esta situación, el joven fue trasladado al Hospital Mi Pueblo, también de Florencio Varela, donde fue asistido por los médicos y quedó internado con la custodia de un penitenciario, explicaron los investigadores.

Las fuentes indicaron que cerca de las 17 del martes llegaron a ese centro asistencial las mismas dos mujeres que habían concurrido al penal, una de las cuales se identificó como su pareja, y pidieron ver al detenido.

Las ahora imputadas llevaron dos botellas de gaseosas de 600 mililitros que les entregaron a los penitenciarios y les dijeron específicamente que la marca “Sprite” era para ellos y que la “Paso de los Toros” pomelo era para el internado.

Sin embargo, el propio Alé Gamarra, después de tomar unos tragos de la gaseosa pomelo, le convidó de la misma botella al agente Ferreira, que lo custodiaba en la habitación.

“A los cinco minutos de haber tomado la gaseosa, el preso y el penitenciario comenzaron a convulsionar y se desvanecieron, por lo que fueron trasladados de urgencia a la sala de terapia intensiva”, donde ambos evolucionaron favorablemente y abandonaron el centro asistencial aunque fueron derivados a otros centros de salud.

 

Publicado originalmente en datajudicial.com

La Plata TRF sgsa.com.ar

Gral Rodriguez Provincia ART CEAMSE

Gral Rodriguez Movistar Celsur